Flor

Conocíamos el trabajo de Almu, por unas fotos de comunión y de bautizo que eran puro amor, y sus redes sociales nos tenían fascinados.

Tras conocerla a ella y robarnos el corazón, descubrimos que el día B no nos acompañaba una profesional, sino una invitada más, bueno, descubrimos eso y que es omnipresente, tenemos un montón de invitados que lo confirman.

¡Por no hablar de cuantísima compañía me hiciste y cuanta calma me transmitiste hasta que aparecieron las arras!

Así que se la recomendamos a todo el que quiera pasárselo bien sacándose fotos, con ella no valen las excusas de “no soy fotogénica”, “no quiero posar” o “no se sonreír para las fotos”, ella consigue sacar las sonrisas y las fotos más verdaderas y naturales.

Por todo ello, te damos las gracias y te aseguramos que seguirás acompañándonos en este camino.

Carlota & Yovani